Miedo a la transición: Piel Flácida, un problema estético

Cuando se inicia un cambio de hábitos para transformar tu vida, siempre viene el pánico que quiere mantenernos en nuestra zona de confort. Dietas, ejercicios y tratamientos estéticos son lo primero que se cruza en nuestra cabeza. El miedo a no obtener los resultados deseados es un factor importante a superar.

Piel flácida, un problema estético

Foto de naij.com

barriga-flacida
Foto de naij.com

Sé que suena absurdo y una excusa barata, pero cuando me vi determinado a volver a peso ideal, tuve el temor de terminar con piel flácida. Y la verdad que me tomó un tiempo comprender que este miedo irracional era un mecanismo interno e inconsciente para evitar el cambio de hábitos que me había propuesto.

La verdad que cuando decidimos bajar de peso, muy pocas veces pensamos en nuestra salud y los impactos que tiene la obesidad a corto y largo plazo en nuestra salud, lo que capta más nuestra atención es el tema estético, la forma en la que nos vemos y queremos ser percibidos. La verdad es que la Piel Flácida es solo eso, un problema estético que tenemos que comprender que no es un problema grave y que no debe afectar nuestra decisión de bajar de peso.

El resultado final depende de muchos factores

Lo primero que leí es que hay tres puntos que debemos tomar en cuenta al momento de bajar de peso: la dieta, el ejercicio y métodos reafirmantes. La dieta no debe ser una dieta donde la pérdida de peso es rápida y violenta, debe ser un proceso lento pero consistente; en cuanto el ejercicio, debe estar presente la tonificación de músculos como también optar por un actividad que nos motive; los métodos reafirmantes, como masajes o cremas, debe ser solo un complemento que debemos seguir pero no depender completamente.

Tener una piel flácida también depende de un factor genético, he conocido gente que ha bajado de peso muy rápido y que con poco ejercicio ha quedado con una piel perfecta, así como también un amigo que perdió mucho peso de la forma generalmente recomendada y tiene piel flácida. Mi último amigo me dijo: ¨No me importa tener algo de piel flácida, lo importante que nunca me he sentido mejor; el rechazo no me quita el sueño¨.

He decidido a seguir el lema de mi amigo, ¿alguna sugerencia?.